Lenguaje Bimodal en el aula

Lenguaje bimodal en el aula


La adquisición del lenguaje supone un gran reto en el desarrollo del ser humano, pues se trata de una de las funciones más complejas del cerebro. Pero gracias a los sistemas alternativos del habla podemos favorecer la evolución - adquisición de este aprendizaje.
El lenguaje bimodal (LB en adelante) es uno de los sistemas alternativos y/o aumentativos del habla utilizados en el ámbito escolar, especialmente en el caso de alumnos con Necesidades Educativas Especiales. Este sistema consiste en que el adulto (para que el niño aprenda) use de manera paralela el habla y unos signos de forma manual, que provocan una visualización de cada una de las palabras que se van diciendo de forma simultánea. Al LB se le hace referencia como una estrategia comunicativa y no como un conjunto fijo de signos.

El LB son signos manuales que suelen haberse extraído del léxico de la Lengua de Signos de la comunidad sorda, pero en ocasiones es necesario adaptarlos ya sea por la comprensión o por la dificultad de su ejecución, debido a la motricidad fina que puede presentar el alumno. En caso de adaptación puede provocar dificultades para aquellas personas del colectivo sordo, pero no será de este modo para aquellos que no sufran dicha discapacidad, pues simplemente será un acompañamiento de manera provisional y para comunicarse con las personas de su entorno, los cuales le comprenderán y conocerán todas sus variaciones.

El principal objetivo es evitar un desfase en el habla del niño, proporcionándole las herramientas adecuadas para poder expresarse, y del mismo modo evitar momentos de frustración por la incomprensión de lo que quiere expresar. Pues evolutivamente nos comunicamos antes con nuestro cuerpo que, con la palabra, es decir, somos capaces de señalar antes de hablar. Además, de ser algo natural los signos manuales, son un recurso diario a lo que solemos acudir cuando somos incapaces de expresarnos de manera oral.



Otro objetivo, sería para el uso con los bebés, pues nacemos con el deseo de comunicarnos, pero no con la capacidad. Asimismo, el 90% de la información nos llega a través de la visión y gracias al LB la comunicación puede darse de manera precoz y de una forma precisa. Añadir que, en los años 80 en EE. UU. surgió un movimiento que consiste en una lengua de signos en bebés oyentes conocido como Baby sings, donde lo que se pretendía la enseñanza de LB para expresarse (puede resultar interesante indagar más sobre el tema, por ello si estas interesado te recomiendo el libro de Claudia Carter titulado "Signos para bebés").
En nuestras aulas pretendemos establecer el LB para una mejora de nuestros alumnos tanto en la comprensión como expresión, además del apoyo para aquellos que lo necesiten. A través de la experiencia hemos observado numerosos beneficios y mejoras en nuestros alumnos gracias a esta implantación.
Natalia Díaz - Asistente Montessori de Comunidad Infantil




Comentarios

Entradas populares de este blog

Carta a los Reyes Magos

Lucía y Carlitos (Reflexión sobre la Paz)