El movimiento libre

El movimiento libre


El niño tiene la necesidad de movimiento y de exploración libre del ambiente. El eje fundamental de Nido, es el área de movimiento. Para que este espacio de movimiento sea completo, se necesita un mobiliario adecuado psicomotriz, ordenados según su secuencia de uso: gateo, apoyo para levantarse, exploración apoyada en barra, caminar, etc. Además, contar con mobiliario de psicomotricidad gruesa: barras, escaleras, o rampa.

El adulto en este ambiente debe ayudar al niño a ser independiente. Debemos tener en cuenta, que como afirmaba tanto Montessori como Pikler, que cada niño tiene su ritmo y evoluciona en función de su maduración. El adulto no debe convertir su presencia en un obstáculo para el niño y su movimiento.

Al hablar de desarrollo de la motricidad, generalmente, los libros tratan sobre los movimientos "clave", movimientos básicos como la posición de sentada, de pie y la marcha, es decir, movimientos cuyo papel será después fundamental. Su aparición es muy esperada por los padres y su retraso les puede inquietar.



En Nido, el niño conseguirá moverse con soltura y seguridad en un ambiente adecuado y preparado para ello. Para lograr que exista una libertad de movimiento debemos confiar en el niño.
El movimiento es vital para el desarrollo de la inteligencia, y es nuestra labor permitir a nuestros niños jugar y moverse en libertad, dándoles amor, confianza y afecto.
Es necesario que sea el propio niño el que elija qué quiere descubrir, con qué quiere interactuar, cómo quiere moverse, y siempre respetando sus tiempos.
"Uno de los errores de los tiempos modernos es considerar el movimiento por sí mismo, separado de las funciones más elevadas".
-Montessori. M. La mente absorbente del niño-
Sandra Cimarras - Guía Montessori de Nido




Comentarios

Entradas populares de este blog

Carta a los Reyes Magos

Yo quiero Pertenecer

La importancia de la risa con nuestros pequeños